¿Cómo elige colchón un ingeniero?. Este post va a ser un poco offtopic pero me he acordado hoy que este verano me convertí en un “experto” eligiendo qué colchón comprar y he pensado que es buena idea contar aquí mi experiencia. Al final de la entrada entenderéis porqué.

El caso es que hoy en día puedes comprar casi cualquier cosa por Internet, sí, colchones también, pero la experiencia de comprar o elegir un colchón por Internet es de las peores mierdas que hay. Normalmente cuando compras cualquier otro artículo por Internet, tu decisión se basa en uno de estos 5 puntos:

  1. Las especificaciones técnicas (o no) del artículo
  2. El precio
  3. La comparación de artículos de características similares para valorar la relación calidad precio
  4. La opinión de compradores que ya tienen y han usado el artículo
  5. La opinión de expertos en la materia, ya sea en blogs, vídeos, etc.

También hay que decir que muchas veces, ocurre que utilizas Internet para decidir qué artículo comprar, pero luego realizas la compra en una tienda física, porque te da más confianza, porque no quieres esperar, porque está más barato o por lo que sea.

Y al revés también ocurre, sobre todo con artículos de ropa, zapatillas, etc. puede ser que tomes la decisión en una tienda física y hagas la compra por Internet.

En cualquier caso la decisión de compra, al menos en mi caso, suele ser informada, es decir, me preocupo por saber si estoy gastando bien mi dinero o no.

Bien, para comprar un colchón nada de esto sirve. Este verano, decidir qué colchón comprar, me costó cerca de un mes y tras ese tiempo se puede decir que lo compré a ciegas, sin saber si había elegido “bien”, si la había cagado o no, en resumen, sin saber si había tirado mil pavos a la basura. ¿Y por qué es tan complicado elegir qué colchón comprar? Pues por lo siguiente…

1. Las especificaciones técnicas de un colchón no sirven

Las especificaciones técnicas de un colchón no es información que te dé una idea de si el colchón es apropiado para ti o no. ¿Muelles, viscoelástico o látex? ¿No sé cuántos centímetros cúbicos de densidad? ¿No sé cuántos centímetros de grosor? ¿Hilo de plata (WTF)? ¿No sé cuántas capas de diferente grosor? ¿Materiales absurdos en cantidades absurdas (biogel, soja, naranja o tofu)?

Nada de eso te dice absolutamente nada de si el colchón es cómodo o no. Obviamente sí, leyendo puedes entender las diferencias entre un colchón de muelles o de látex, que poca densidad puede ser peor que mayor densidad (por la variación de precio) y algunas chorradas más, pero la mayoría de esa información no es útil para decidir si es el colchón que necesitas.

colchón especificaciones

Mención especial a los colchones de marca (Tempur y otros) que utilizan en las especificaciones el nombre de su material patentado sin más.

2. El precio del colchón

Cuando tienes un presupuesto bajo la decisión de compra es mucho más sencilla, básicamente porque tienes menos donde elegir. Ahora bien, cuando decides gastar en un colchón “el dinero que haga falta” porque lo consideras una “inversión” (en descanso) lo vas a tener jodido.

La diferencia de precio entre un colchón de gama alta de marca y un colchón de gama alta de fabricante desconocido puede ser de casi el doble de uno a otro. Pero no sólo eso, la diferencia de precio del mismo colchón de la misma marca en varias tiendas (físicas) puede variar en unos 1000€. Mención especial a El Corte Inglés, el último lugar del mundo donde compraría un colchón.

3. Cómo comparar colchones para valorar la relación calidad precio

Es imposible, no puedes, y menos por Internet. Como ya he dicho antes, el precio varía según donde lo mires, las especificaciones no son comparables ya que no utilizan los mismos parámetros. Los colchones de marca prácticamente no tienen especificaciones, te tienes que fiar del “efecto nube”, “es muy cómodo” o “dormirás de puta madre”.

Los colchones que no son de marca introducen exceso de especificaciones absurdas, con colchones formados por millones de capas cada una de un grosor y material que no te dicen absolutamente nada.

comparar colchón

4. La opinión de personas que ya han comprado el colchón que quieres

Este es un ejercicio muy sencillo: busca en Internet “opinión colchón X”, donde X es un modelo de colchón. Estuve varios días leyendo opiniones en foros tanto en español como en inglés, intentando encontrar opiniones sobre algunos colchones que me habían parecido buenos.

Leyendo opiniones de personas que han utilizado cualquier colchón del mundo te das cuenta que no hay término medio, es decir, te encuentras con opiniones tipo “se duerme de lujo” y otras del tipo “es una puta mierda, me duele todo”, a partes iguales.

Esto es así y me lo creo. Entiendo que el mismo colchón a una persona le parezca cómodo y a otra no. También hay opiniones del tipo “al principio dormía bien, pero después de X meses me duele todo”. Gran opinión y muy útil, sobre todo si estás pensando en gastarte mil pavos en un colchón que haya un parguela diciendo que a los 3 meses es una puta mierda.

parguela

5. La opinión de expertos en colchones

Después de leer mil foros, webs y visitar al menos 5 tiendas físicas he entendido que no hay expertos en colchones. Nadie sabe nada.

La gente que vende colchones son comerciales, pero muy cutres, de los que podrían estar vendiendo cualquier otra cosa, se aprenderían como un loro las 4 cosas que tienen que decir para venderte lo que fuera.

Mención especial a los “foros especializados en colchones” (sí aunque parezca mentira hay unos cuantos); es todo una mentira. En primer lugar, los foros son cosa del siglo 20, pero bueno, esta gente se ve que sigue utilizándolos. En teoría, en un foro, alguien con dudas sobre un tema, abre un hilo preguntando algo y otros usuarios del foro con mayor o menor experiencia contestan, en general, desinteresadamente.

experto en colchones

En los foros de colchones, hay una minoría de temas que son abiertos por usuarios reales que hacen una pregunta del tipo: QUÉ COLCHÓN ME COMPRO. Las respuestas son de 4 comerciales de 4 webs de colchones recomendando totalmente a ciegas cualquier cosa, con enlace a su web y/o su número de teléfono.

El resto de temas que te encuentras en un foro de colchones, son abiertos directamente por estos comerciales, con cuentas falsas, haciéndose pasar por personas que tienen dudas sobre qué colchón comprar o criticando a la competencia y contestándose ellos mismos. En algunos de los foros que he leído, en muchos de estos hilos, aparece una alerta indicando que todas las respuestas del hilo provienen de la misma IP con distintas cuentas. LAMANTABLA.

¿Cómo elegí qué colchón comprar?

Como he dicho al principio, a pesar de todo lo que voy a poner a continuación, cuando finalmente decidí qué colchón comprar todavía no lo tenía claro y tenía esa sensación de que las probabilidades de cagarla eran muy altas. ¿Cómo elegí qué colchón comprar?

  • Leí como un cabrón en Internet todo lo que pude sobre colchones, marcas, materiales. Para darme cuenta de que no servía para nada.
  • Leí opiniones de usuarios para darme cuenta de que la decisión es totalmente personal y depende en parte de la “fisionomía” y sensaciones de cada persona.
  • Leí foros en español e inglés, para darme cuenta que los comerciales y webs que venden colchones no son de fiar
  • Comparé precios y características y fijé un rango de precios que estaba dispuesto a gastarme.
  • Visité 5 o 6 tiendas físicas. Allí te encuentras con los comerciales (los que probablemente escriben en los foros) y ya sabes que no te tienes que fiar de lo que te digan. Pero al menos ves los colchones.
     
    Te dirán que pruebes los colchones, pero no sirve de nada tampoco. En realidad, sirve para descartar los que son totalmente incómodos. Pero tumbarte en un colchón un minuto no te sirve para decidir si es el colchón que buscas o no.

  • Finalmente, después de visitar varios sitios, decidimos que lo mejor era comprar un colchón de un fabricante de colchones local. Volvimos a la tienda 3 veces más, dimos por saco todo lo que pudimos, estuvimos toda una tarde tumbados en un par de colchones y al final nos decidimos por uno.

¿Todo esto sirve para tomar una decisión correcta a la hora de comprar un colchón? No. La puedes cagar igualmente, pero es lo máximo que se puede hacer.

cómo elegir qué colchón comprar

Y sí, es cierto que hay tiendas de colchones sobre todo en Internet que te permiten realizar un cambio de colchón, es decir, compras un colchón, lo pruebas unos días y en caso de que no te guste, te lo pueden cambiar por otro modelo. Es mejor que nada, pero hay que leer bien las condiciones…

¿Cómo mejorar la decisión de compra de un colchón?

En realidad, la mejor opción para decidir si un colchón es el que necesitas o no, sería dormir en él varios días. Sería lo ideal, poder probarlos varios días ¿y cómo? Pues se me ocurre, que podría ser un servicio de valor añadido en el alquiler de apartamentos. Por ejemplo, estaría bien que a la hora de alquilar un apartamento (por ejemplo en AirBnb), una de las opciones para los anfitriones fuera especificar qué modelo de colchón tienen, de manera que fuera un filtro más a utilizar por parte de los huéspedes a la hora de elegir apartamento.

Algo parecido hacen los hoteles Ibis con sus colchones, ya que utilizan como elemento diferenciador la comodidad de sus camas y además ofrecen la posibilidad de comprarlas. Buena idea, ya que mejora algo la decisión de compra de un colchón, al menos de los suyos.

comprar colchón hotel ibis cama

En fin, gilipolleces mías.