Si estás leyendo esto es porque seguramente sabes lo que es un diagrama de Gantt y estás esperando a ver qué voy a contar… Hace unas semanas tuve que hacer (en contra de mi voluntad) un diagrama de Gantt para especificar la planificación de un proyecto de software. No era el primero que hago, pero hacía años que los tenía olvidados.

Antes de seguir, si has llegado hasta aquí probablemente sea porque quieres aprender a hacer diagramas de Gantt con Microsoft Project. Si es tu caso, te recomiendo este curso de Floqq, la plataforma online de cursos en español.

gantt-microsoft-project

Seguimos.

Lo de en contra de mi voluntad es importante porque se me ocurren hasta 5 motivos por los cuales los diagramas de Gantt no sirven para planificar proyectos de software, pero aún así, en mi empresa están institucionalizados y no hay proyecto en el que no se haga un diagrama de Gantt.
 

5 motivos por los cuales los diagramas de Gantt no sirven para planificar proyectos de software

 
1. No son visuales

Es curioso porque el motivo principal es que no son visuales, a pesar de que el objetivo (como el de cualquier diagrama) es ser visual.

  • ¿Alguna vez has adjuntado un diagrama de Gantt en un documento? No se ve nada.
  • ¿Alguna vez has hecho un diagrama de Gantt para un proyecto con muchas etapas, meses de duración? No se ve nada.
  • ¿Alguna vez has hecho un diagrama de Gantt en el que llegue otra persona (por ejemplo tu cliente) y entienda algo? No se ve nada.
  • ¿Alguna vez has intentado imprimir un diagrama de Gantt? No se ve nada.
  • ¿Alguna vez has intentado ver un diagrama de Gantt grande en la pantalla del ordenador? No se ve nada.

 
2. No hay buenas herramientas

Yo he usado OpenProj (software libre) y Microsoft Project (no comment). Ninguno de los dos sirven. El nivel de precisión que hay que tener para ajustar tiempos, mover cajitas, reordenar tareas, cambiar fechas, asignar recursos, hacen que no funcionen.

Y probablemente esté equivocado y son grandes herramientas que con práctica se consiguen dominar, etc, etc. (No me convence)
 
3. No reflejan la realidad

Puesto que no son visuales y no hay buenas herramientas para crear y actualizar diagramas de Gantt, lo que suele ocurrir es que no reflejan la realidad del proyecto. La realidad de un proyecto de software es que cambia contínuamente y la realidad de un diagrama de Gantt es que se queda obsoleto
contínuamente
.
 

4. Nadie me los ha recomendado

Nadie que haga software que funciona me ha dicho nunca que sus proyectos salen bien porque planifica con diagramas de Gantt. Sin embargo, con otras herramientas más visuales, que todo el mundo entiende, fáciles de modificar, colaborativas, físicas, etc. sí. Por ejemplo, un tablero Kanban.
 
5. Te los enseñan en la facultad

Este motivo es tan curioso como cierto. Que en la facultad de informática te enseñen diagramas de Gantt para planificar proyectos de software ya te debería hacer sospechar. Probablemente esté equivocado, pero a mí en la universidad no me enseñaron a hacer software, porque allí (salvo excepciones) no hay nadie que haga software que utilicen miles de personas.

Pues nada, a seguir haciendo diagramas de Gantt y si alguien opina lo contrario o cree que son útiles, por favor, que me lo diga que a lo mejor puedo ser un poco más feliz la próxima vez que tenga que hacer uno de estos. Y a ver si tengo tiempo y un día cuento algunas herramientas que sí sirven para planificar proyectos de software.

¿Hay alternativas a la planificación con diagramas de Gantt?

Por supuesto que hay alternativas a la planificación de proyectos de manera predictiva con diagramas de Gantt. De hecho te animo a que las descubras por ti mismo. Un buen punto de partida es este curso online que explica cómo planificar la ejecución de proyectos aplicando metodologías ágiles.

planificación-gantt-vs-agil