Esta semana pasada me ha llamado la atención que todaavía hay gente desarrollando software sin utilizar control de versiones de código fuente.

Lo que me pareció más curioso es la cantidad de excusas (de malas excusas) que me dieron para intentar evitar algo tan simple, beneficioso y fundamental como es guardar tu código en un sistema que te permita recuperar fácilmente cualquier versión anterior, además de trabajar fácil en equipo y mil cosas más.

En fin, estas fueron las 7 malas excusas que me dieron para no usar control de versiones de código fuente.

Más