Cómo sobrevivir a un Macbook Pro de 2015 con SSD de 128GB. Desde hace unos meses mi portátil de trabajo es un Macbook Pro de 2015 con disco SSD de 128GB. 128GB que si le restas lo que ocupa el sistema operativo, aplicaciones y otros archivos, se te queda en unos 50GB aprovechables.

Desde hace unos años, Apple fabrica los Macbook Pro con hardware de “una sola pieza” o con componentes soldados que no se pueden intercambiar. Es decir, los Macbook se quedan obsoletos porque no es posible actualizar algunos de sus componentes. No es casualidad

Trabajar como desarrollador con 50GB de disco libre, cuando tienes que virtualizar constantemente diferentes entornos y almacenar tus archivos de trabajo, no es lo más recomendable.

Al final he optado por una solución y una serie de buenas prácticas para que mi Macbook Pro vaya más rápido que voy a explicar a continuación, por si a alguien le sirve.

Más